Parque Central La Carlota

La-Carlota-Editorial

Todas las grandes e importantes capitales del mundo poseen un parque significativo de esparcimiento y un representativo escenario deportivo.

Caracas, con su crecimiento anárquico, también fue diseñada en los años cincuenta con el mandato de Marcos Pérez Jiménez con su parque principal, llamado el Parque del Este y con el estadio Olímpico de la UCV, aunque este último enmarcado en la majestuosa estructura universitaria. Sin embargo su expansión y aumento poblacional dejó esos escenarios recreativos muy pequeños para una urbe de tal dimensión actualmente.

La necesidad obliga y Caracas busca un lugar interno que mejore la calidad de vida de sus ciudadanos y contribuya a la práctica y el espectáculo deportivo. Para ello, no cabe duda, que la base aérea de La Carlota es el lugar ideal y conveniente de cualquier proyecto destinado al gran parque y estadio de nuestra capital.

La Carlota es el único espacio de grandes dimensiones ubicado en el centro geográfico, que representa la oportunidad de relanzar a la capital del país como una ciudad afable con el deporte, la vida sana, deportiva y musical, como los grandes centros de carácter mundial.

La Carlota debe entenderse como el futuro de Caracas, aprovechando esos metros cuadrados en pro de una mejor calidad de vida del ciudadano y sus requerimientos recreativos. La ubicación geográfica de este terreno amerita pensar en soluciones para generar nuevos espacios públicos que conecten: bulevares, calles o plazas y que llenen de vida urbana a la Capital, de manera controlada y organizada.

La idea, que hemos manifestado en diferentes oportunidades, consta de un parque ecológico con espacios verdes, rutas para trote y ciclismo que aprovechen la unión con el parque Generalísimo Francisco de Miranda. Un lago central con oportunidades para deportes acuáticos como kayac o remo, incluso barquitos de recreación. Un anfiteatro para eventos musicales y conciertos y el gran estadio multiusos de la metrópoli.

El estadio merece un comentario aparte. En principio debe reunir las condiciones de las diferentes Federaciones deportivas internacionales, con los más modernos sistemas de iluminación y construcción. También es importante los accesos y las facilidades de ingreso y desalojo con todas las normas de seguridad y ligado directamente a toda planificación de vialidad. Además de contar con un razonable estacionamiento que funcione paralelamente para todas las necesidades del parque anteriormente nombradas.

Sería el centro neurálgico del deporte, sin descuidar una función original que por su gran dimensión se puede mantener: una base aérea con helipuerto para emergencias, aterrizajes y despegues fundamentales. Su función ornamental y moderna le daría también vida a nuestra colapsada villa.

El parque y estadio de La Carlota no soluciona los problemas de seguridad, tráfico, suciedad o desorden de Caracas. Pero contribuiría a una vida mejor, más armoniosa y coadyuvará a descongestionar otros escasos escenarios destinados al deporte y recreación.

Es una sugerencia deportiva que debe acompañarse con planes en otros ámbitos. Después de todo, la mayoría soñamos con una capital mejor.

TONY CARRASCO
@tonyentrevistas